Hoy sólo sirvo para mirar una flor, mañana tampoco. ------------------. felipe ortega-regalado